Libro de alpinista trae travesía de las Cataratas 22.10.2014

Libro de alpinista trae travesía de las Cataratas

El más importante alpinista brasileño dice que lloró "al ver tanta belleza".

 

El libro “O Brasil no Topo do Mundo”, lanzado por el alpinista Waldemar Niclevicz, no trae solamente sus escaladas por las más altas montañas del mundo.Él destaca, también, las dos travesías que hizo sobre las Cataratas del Iguazú, en 2001 y 2011.

 

Niclevicz, que nació en Foz do Iguaçu, en 1966, dice que las hazañas de mayor carga emocional fueron la escalada del Everest –él fue el primer brasileño en llegar a la cima de la montaña más alta del mundo– y las tirolesas en las Cataratas.

 

Trayectoria en las alturas

 

Waldemar Niclevicz es el más experimentado alpinista brasileño y el único a vencer el pico del Everest, el más alto del mundo, en 1995. Fue también el primer brasileño a escalar las más altas montañas de Antártida, de Europa, de Oceanía y de las Américas del Sur y del Norte.

 

En 2000, realizó su más importante reto, al volverse también el único brasileño a escalar el temible K2, en Pakistán, la segunda más alta montaña del mundo y considerada la más difícil por los alpinistas.

 

La más linda

 

 

El alpinista cuenta, en el primer capítulo del libro, publicado en portugués e inglés, que nació “en la triple frontera de Brasil, Argentina y Paraguay, ante uno de los más bellos y exuberantes paisajes del mundo, las Cataratas del Iguazú".

 

En el capítulo titulado “Entre la más alta y la más linda cascada del mundo", Niclevicz habla de dos experiencias fascinantes:la escalada de los paredones de Salto Ángel, en Venezuela, que, con 979 metros, es la cascada más alta del mundo; y la travesía sobre las Cataratas del Iguazú, "la más linda" a la que se refiere el título.

 

En 2001, él tuvo ganas de hacer la primera travesía sobre las Cataratas, en tirolesa, cinco años después de conquistar el Everest y tres años después de escalar la K2, la segunda más grande montaña del mundo.La travesía sobre las caídas de agua, según él, representó también “un gran reto”.

 

Lágrimas

 

 

En 2011, por invitación de los organizadores de la campaña Vote Cataratas, hizo la travesía, con el apoyo del Parque Nacional del Iguazú, de Itaipu Binacional, de Cataratas do Iguaçu S.A. y de la Alcaldía de Foz do Iguaçu.

 

Waldemar Niclevicz dice que “en las dos veces que hice la traveaía me emocioné de una forma increíble".Se quedó a 155 metros de altura sobre la Garganta del Diablo, “mirando aquel torbellino de agua”.Deslumbrado con toda aquella belleza, no se contuvo:“Salí llorando de allí”.

 

El libro

 

 

“O Brasil no topo do mundo” tiene 420 páginas.Está dividido en 28 capítulos e ilustrado con 1.320 fotos.

 

Niclevicz relata toda su trayectoria, desde el primer contacto con las montañas de la Sierra del Mar, en Paraná, hasta alcanzar la cima de las más altas montañas del mundo. 

Más Noticias
ASOCIACIÓN
FOZ DO IGUAZÚ DESTINO DEL MUNDO | Política de privacidad | Sitio elaborado con Drupal 6.1 IMAM